La noticia del contagio de VIH de la actriz Cameron Bay sacudió a la industria del cine para adultos.

Por esa razón, volvió el debate sobre el uso del condón de manera obligatoria en toda producción de películas porno.

Al respecto, CNN publicó este pasado fin de semana una interesante nota sobre esta situación.

La publicación hace el recuento sobre cómo se dieron los sucesos que llevaron a la detección de la enfermedad de Cameron Bay. Y, más que eso, detalla los argumentos sobre el debate del uso del condón en el cine porno.

A continuación compartimos un extracto de lo publicado:

Incluso con tres casos recientes de VIH entre los artistas, intérpretes o ejecutantes (Cameron Bay es uno de ellos), muchos productores y actores porno siguen luchando contra el uso del condón obligatorio. Según la Coalición de Libertad de Expresión, que representa a la industria del entretenimiento para adultos, cuando intentaron usar condones hace nueve años (después de otro brote de VIH), se produjo una disminución de hasta un 30% en los ingresos de un negocio que genera $14 mil millones al año. El grupo de la industria dice que en los casos recientes, los artistas no contrajeron el virus en el trabajo, y que tampoco se transmitió a otros artistas. Después de que se dieron a conocer los casos de VIH, la industria decidió suspender temporalmente sus actividades y exigió a todos los artistas a ser reexaminados para descubrir si hay más infecciones de transmisión sexual. La moratoria terminó el pasado viernes y los artistas volvieron a su trabajo.

Si querés leer la nota completa, dale un vistazo al siguiente link. Ojo: está en inglés.

Share Button