Dicen que la curiosidad mató –y matará siempre– al minino.

Pues el siguiente video demuestra porqué es altamente contraindicado querer entrar en la mente de un hombre.

Los resultados podrían ser desastrosos…

 
PD1: inglés sin barreras requerido.
Pd2: dura más de 16 minutos, pero vale la pena.
Share Button