¿Recuerdan cuando les compartimos la nota sobre un dildo que viajó al espacio? Pues hemos comenzado a notar una tendencia científica/sexual bastante curiosa: lo de hoy es enviar perversiones al espacio exterior.

Es así como Missy ha llegado –al mejor estilo de Buzz Lightyear– al infinito y más allá…

Pero momento: no hemos aclarado que Missy es el nombre de una muñeca sexual, la viajera elegida por la compañía CNV.com Inc., uno de los mayores distribuidores mundiales de productos para adultos. Ellos enviaron con éxito a esta muñeca inflable al espacio. Missy partió desde Burton Creek State Park , al oeste del Lago Tahoe (en California). Fue impulsada por un globo de 4,5 libras lleno de unos 300 metros cúbicos de hidrógeno.

La muñeca logró una velocidad de ascenso de aproximadamente 1 mil 400 pies por minuto y subió a más de 100 mil pies sobre la tierra. Missy se mantuvo intacta , soportando temperaturas extremas y radiación.

Alcanzados los 102 mil metros, el globo de la nave comenzó a caer rápidamente de vuelta a la tierra. Al volver a entrar en la atmósfera terrestre, la muñeca fue destrozada y se perdió en algún lugar del desierto de Nevada. Afortunadamente, la CNV Inc. capturó todo el viaje en el vídeo y está disponible para ver en YouTube.

Aquí el video en cuestión:

Share Button