¿No hay dinero para el motel? ¿No se puede en tu casa o la suya? ¡Usá tu carro! O el de tu pareja… O rebuscate por ver quién te presta uno.

Como sabemos que a veces una economía en abundancia no es nuestro fuerte, decidimos en CincoCeroSex compartirte 10 tips para tener sexo en el carro, en plena vía pública salvadoreña y no morir en el intento.

O por lo menos, sin vértelas con los “honorables” agentes de la ley y su impresentable insobornable Policía Nacional Civil.

1) Mapeá bien los puntos de puestos/retenes policiales

policía chuchos

Parecerá una obviedad, pero ir a meterte a la boca del lobo no es lo más apropiado. Alguien te dirá: “Cerca de ellos es mejor, porque nunca se lo esperarían”. Pues esa persona en realidad quiere verte tras una bartolina…

La realidad es que la PNC no cuenta con un presupuesto sólido como para realizar tanto patrullaje.

Si te vas a poner sexoso en el carro, y asumimos que lo vas a hacer estacionado en algún lugar, tenés que tener bien mapeados los puestos de policías. Quizás esa noche los policías no tengan ni para ir a comprar unas pupusas. No te confiés. Probablemente otras patrullas lleguen a este punto de encuentro y, literal, te caigan por la espalda.

Ojo: tené en cuenta que vivimos en un país de alta peligrosidad (sobre todo en la noche) y los lugares de poca vigilancia policial suelen ser también los utilizados por otra gente delinquiendo. Y quizás ellos no sean tan inofensivos como vos. ¡Cuidate!

 

2) Tené bien claro qué te jugás

esposas21-11

Un calentón puede salirte bien caro. Antes de jugártela (sin albur) tenés qué saber de qué se te va a acusar si es que te toca la mala fortuna de que te apañen con las manos en la… ehh… masa.

Revisemos lo que dice el Código Penal en su artículo 171:

“EXHIBICIONES OBSCENAS: El que ejecutare o hiciere ejecutar a otros actos lúbricos o de exhibición obscena, o indecorosa, en lugar público o expuesto al público o bien ante menores de dieciocho años de edad o deficientes mentales, será sancionado con prisión de dos a cuatro años.”

Así que ya sabés la que te toca si ya ni la mordida te salva.

 

3) Buscate una residencial privada

colonia

Sí, sabemos que la gran mayoría de salvadoreños no tiene acceso a estas residenciales, pero si acaso es tu realidad, no la desaprovechés.

Es más probable que tengás menos problemas si el que te sorprende es un sereno, un vigilante privado, que un sargentón malaspulgas de la PNC.

Aunque tomá en cuenta que las colonias privadas (cercadas siempre por murallas de acero, chuchos feroces y serenos en bicicleta) implican más obstáculos. Así que si lográs burlar todos estos percances, vas a tener que echarte la faena a ritmo de rapidín.

Por suerte los vigilantes privados suelen utilizar cierto silbato especial que siempre avisa de su presencia. Eso te dará tiempo. 😉

 

4) Aprovechá la lluvia

Summer_Rain

El Salvador es un país cuyo cielo no se cansa de tener orgasmos torrenciales. La lluvia no para aquí… así que buscate alguna fuente fidedigna de cómo anda el clima. No, Moisés Urbina no cuenta. Confiá más en el widget que en CincoCeroSex colocamos siempre en la página de inicio.

Si ves que a cierta hora (incluso puede ser de día) va a llover copiosamente, pues es el chance que estaban esperando para ir a buscarse algún lugar donde empañar los vidrios del carro, pero por dentro. Las posibilidades de vigilancia bajo un aguacero descienden dramáticamente. A nadie le gusta mojarse… O, bueno, mojarse con la lluvia pues…

 

5) Con el carro en movimiento


Si no has visto la película “The sweetest thing”, te recomendamos que veás este video.

En él se demuestra que aún con el carro en movimiento hay “faenas” que una lengua traviesa bien puede cumplir…

 

6) Buxos caperuxos con los asientos


Ya a nivel técnico, si has superado los inconvenientes de seguridad, tenés que tomar en cuenta que tener sexo en un carro elimina la posibilidad de que podás aplicar el kamasutra guanaco en él.

Parte fundamental para el éxito de esta misión es que podás deslizar los asientos delanteros del carro lo más pegado posible que se pueda al tablero del mismo. Esto te dará espacio de maniobra en el asiento trasero para que, si son muy osados, puedan intentar un Mazinger con Ray Ban.

 

7) En el polarizado we trust

polarizado

Otra característica del carro que beneficia mucho en esta experiencia es la de tener un polarizado más negro que tu conciencia.

Claro, sabemos que hay un reglamento que no permite polarizados demasiado oscuros, pero sí es muy común ver circular vehículos con un polarizado 3M, que funcionaría bastante bien para tus sucios fines.

 

8) Mucho cuidado con el claxon

¡Que no te apañe la jura!

Sabemos que a la hora del pleno traqueteo sexual, en lo que menos estarás pensando es qué partes del vehículo están siendo percutidas. Sin embargo, tené en cuenta que podría terminar todo en desastre si en una de esas posiciones sexuales tan exóticas que te gusta practicar, algún pie termina armando un alboroto porque accidentalmente tocó el claxon (pito, bocina o como lo querás decir).

En lo que te ponés a solucionar el problema, rapidito vas a tener a la policía cantándote la sentencia…

 

9) Utilizá esta App en tu smartphone

Carma Sutra

Líneas atrás escribimos que el sexo en el carro elimina la opción de ponerse demasiado creativo con las posiciones. Pues mentíamos.

De hecho, incluso existe una aplicación para Android que te ilustra de manera muy práctica sobre muchas posiciones que podrías ejecutar.

La app se llama Car Kamasutra y podés encontrar información sobre ella en este enlace.

Esta aplicación contiene imágenes y descripciones de posiciones sexuales a tu disposición. La app también incluye posiciones sexuales para motocicletas. Así que ya ven… ¡No hay límites cuando lo que uno quiere es liberar el estrés!

 

10) Seguí los consejos de este video

Solo para resolver cualquier tipo de duda, este video podría servirte de mucha ayuda…

 

 

Y por si acaso necesitas más inspiración:

Share Button