Estamos a menos de una semana del primer concierto en la historia de Zoé en El Salvador.

Se trata de una de las bandas de rock/pop más populares en México y Latinoamérica en la actualidad.

Por ello merecía que le dedicáramos especial atención. Así que decidí crear un Top 20 de algunas de las frases más cachondas que Zoé ha escrito en muchas de sus canciones.

El estilo de la narrativa de esta banda –impuesto en buena parte por la influencia de su cantante, León Larregui– suele ser bastante abstracto, pero si uno le pone un poco atención a su discografía, encontrará seguramente algunas frases cargadas de guiños sensuales.

Así que para llegar con bastante sincronía con la coyuntura musical de esta semana en el país, les comparto mi subjetiva selección.

“Me gusta la velocidad de la felicidad que tus besos me dan. Me gustan tus tetas al sol. Redondas, mirándome, llenas de sudor. Me gusta lamerte la cara, comerte en la playa y el sonido de… tus gritos de pasión”.

– 1) “Panoramas” (Programatón, 2013)

Quizás una de las ocasiones más escasas en las que Zoé se exhibe tan explícito. Y como la situación es tan extraordinaria en una banda que busca siempre alejarse de lo evidente y lo tosco, pues tenía que ser la número uno de esta selección.

 

“ Quiero volver… Estuvo chido hacer el amor en el asiento de atrás, alucinando más cada vez…”.

– 2) “Asteroide” (Zoé, 2001)

De los inicios de la banda. En su disco debut. ¿Quién no ha vivido la excitante experiencia de tener sexo en el carro? Nosotros incluso hemos hecho una guía a tomar en cuenta si se quiere practicar ese deporte clandestino y extremo en las calles de El Salvador.

 

“Y aunque dijiste que era solo cosa de una noche, ya no me aguanto por volverte a tener en explosión, sin gravedad, gotas de vinyl chorreando las nubes…”..

– 3) “Vinyl” (Memo Rex Commander, 2006)

Aquella sensación de hacerse el fuertecito o la fuertecita, de asegurar que se había tratado solo de una aventura de una vez y nada más. Y luego asumir que se debe enrollar la cola entre las patas, porque las ganas de repetir son incontrolables. Algo así como lo que Joaquín Sabina ya relató en “Peor para el sol”. Cabal, eso. Lo mismo que Zoé pintó en una sola frase, la anterior.

 

Y cuando te me acercas, se acelera mi motor. Me das fiebre, me hago fuego y me vuelvo a consumir. Dame solo un beso que me alcance hasta morir. Como un vicio que me duele. Quiero mirarte a los ojos…”.

– 4) “Luna” (Reptilectric, 2008)

Muchas de las frases aquí recopiladas tienen más que ver con el amor que con el sexo, elementos disímiles que, pese a serlo, pueden mezclarse (de vez en cuando) para funcionar mejor. En la frase anterior no queda completamente claro a cuál de las dos cosas se hace referencia. Puede ser sexo. Puede ser amor. Puede ser sexo con amor.

 

Sexo polar, perfume de pánico. Silencio mortal y una lágrima de parafina. Bestia animal. La luna te mata. Se hace polvo en tus labios. Se desvanece en tus pechos fríos”.

– 5) “Polar” (Rocanlover, 2003)

Aquí comienza el racimo de frase inconexas y minusválidas de coherencia que tanto le fascinan a Zoé.

No estoy seguro. Podría ser que habla sobre cualquier cosa menos sexo.

O podría ser que no. Por si acaso, le dejo un diplomático sexto lugar.

 

“La piel se me ajusta, el espíritu quema. Soy otro esperma, soy del universo. Y estoy algo cansado de esperar…”.

– 6) “Universo” (Zoé, 2001)

Otra canción del primer álbum de esta banda. Quizás “Universo” no sea la más conocida o solicitada por los seguidores de Zoé, pero nos regala muchas frases y sonidos interesantes. Es probable que la canción haga referencia a otros temas, como por ejemplo, lo insignificantes que somos. Pero, haciendo uso del ancestral oficio de pensar pervertidamente, la frase puede funcionar para nuestros propósitos libidinosos.

 

“Viste de sombra, de fino plástico. No la conozco pero pienso que es gay. Quiere una nena que le aliviane el corazón […] Dime cómo amas, dime cómo sueñas. Y bésame antes de que salga el sol detrás del mundo”.

– 7) “Rocanlover” (Rocanlover, 2003)

Una canción en la que Zoé menciona orientaciones sexuales diversas, lencería exótica y necesidades apremiantes.

¡Tenía que estar en este top!

 

“¡Hey Miss! ¿A dónde vas con el vampiro bipolar? Estilizado amor, ajenjo fino y cegador. Y seductor… Un poco de sangre pa’ teñir la soledad. Y pásame la rabia de tus besos..”.

– 8) “Mrs. Nitro” (Memo Rex Commander, 2006)

Perfecta para sincronizar sentidos con la sexualidad de series de TV como “True Blood” o “Penny Dreadfull“. ¿Vampiros bipolares? ¿Ajenjo fino?

Sí, León. Dale vuelo al trip.

Yo me quedo con la seducción de una imagen mental con transfusiones de sangre a través de besos rabiosos, al estilo de las mayores perversiones de Dorian Gray.

 

“Y te encontré. Y te encontré… Y me acerqué, sigiloso, en cámara lenta y sin respiración. Te miré y tu me miraste. ¡Bienvenido sea el amor! Sigiloso y sensual. Me iluminas con tus ojos de ultramar. Silencioso y nebular. Rayaste el firmamento y te vas…”.

– 9) “Cámara lenta” (Programatón, 2013)

Esta es mi canción favorita del último disco de Zoé. Habla sobre el momento de un ligue. Y si, tomando el consejo del sentido de la rola, lo visualizamos en cámara lenta, el asunto se vuelve más cachondo.

Pero si además lo imaginamos con una colombiana de las que suele posar para las fotos de Revista Soho, perfecto. Y si es en un bar de Bogotá… ¡Aún mejor!

¿O será que mi imaginación es demasiado avispada?

 

 

“ No sé. Podría suceder… Que estemos juntos otra vez, tomando whisky en un hotel, planchando plástica”.

– 10) “Razor Blade” (Zoé, 2001)

Una manera interesante de proponer algo morboso y rematarlo con un: No sé. Piénsalo.

 

 

“Babilonia de mi pensamiento. Simulacro de tu perversión. Pantomima de una noche oscura. Mermelada de tu ser. Incrustada como piel…”.

– 11) “Babilonia” (Reptilectric, 2008)

Imperio disléxico y revuelto en mi maraña mental. Espejismo sado. Jugar a portarme mal. Fallar. Savia del génesis interno.

Es interesante esto de jugar a ser traductor de León Larregui.

 

“En el faro de tu amor. En el regazo de tu piel, me dejo llevar al sol. Al final del infinito, entre ríos púrpura, nos volvemos a encontrar…”.

– 12) “Arrullo de estrellas” (Programatón, 2013)

Si pensábamos que Zoé nunca publicaría una canción más cursi que “Paula”, estábamos equivocados.

Pero “Arrullo de estrellas” no es una canción para rogar perdón, aunque parezca una doctrina de la domesticación.

Y hay que ser honestos. La canción no trata sobre sexo. Tampoco se trata sobre un amor sensual.

Es un homenaje a la madre de León Larregui. Ella falleció poco antes de la publicación del disco “Programatón”.

Sobre eso va la rola. Pero si nadie nos lo hubiera dicho, fácilmente se pudiera haber pensado que es una declaración de amor, de pleitesía y rendición ante una pareja. Incluso el video clip ayuda a pensar eso.

Por aquellos a los que les acabo de matar la ilusión de pensar que León la escribió pensando en lo que viven con su pareja, lo menos que puedo hacer es fingir que merece un lugar en este conteo.

 

 

“Pon tus manos en mi mano y cierra los ojos con tus dedos. Pon tus labios, niña, en mi boca. Amo todas las formas que usas para hacerme sentir mejor. Bien, toma tu tiempo. Vivimos Adentro, anatómicamente”.

– 13) “Haze girl” (Zoé, 2001)

La canción está escrita en inglés. El inicio de la frase es un poco… ehh… digamos, complicado.

Primero le pide a la niña que coloque sus manos en la suya. Pero también le pide que cierre sus ojos con los dedos.

¿Qué es ella? ¿Mutante? ¿Un pulpo? ¿Cuántas manos tiene?

Pero sarcasmo aparte, me gusta bastante cuando dice: “Amo todas las formas que usas para hacerme sentir mejor“.

Sí. Queda claro. Ella es mutante.

 

“Hola y bienvenida a mi cuarto. No hay manera fácil de salir. Podemos navegar en la lluvia, en mi paraguas amarillo. Quédate atrás y sostén tu respiración lejos. Todas las nubes están en la cama”.

– 14) “The Room” (Memo Rex Commander, 2006)

Buena manera para describir –con poesía barata– un encerrón.

 

“Llevo tu voz en mi voz, grabada con aerosol. Tu beso fantasma pegado en mi labio inferior. Y el mapa de tu desnudez…”.

– 15) “Vía Láctea” (Memo Rex Commander, 2006)

Besos en labios inferiores. Mapas de la desnudez.

¿Hace falta decir más para justificar la inclusión de esta canción en el top?

 

 

“Vamos a levantar. Vamos a transmutar. Hacer el amor con el misterio…”.

*Mención honorífica para: “No hay dolor” (Reptilectric, 2008)

Interesante el concepto de “hacer el amor con el misterio”.

No es cosa de cogérselo, de mancillarlo. Es hacerle el amor. Hay una notable diferencia de sensibilidad envuelta en ello.

Y también, ¿cómo se le hace el amor al misterio? ¿Qué tanta delicadeza es necesaria?

Es cosa de ser adictos a la incertidumbre. Jugar ruleta rusa con el ligue, el proceder y el desenlace.

Lo bueno es que Zoé nos aclara que “no hay dolor” en jugar a ello.

 

Share Button